viernes, 21 de octubre de 2011

Votos miserables

Benjamín García

Fidel Castro es un tirano. Milosevic era un tirano. Hussein era un tirano. Gadafi era un tirano. Eso dice Occidente (de aquí en adelante llamado Accidente). Pero todos esos nombres guardan en común el haber creado un proyecto de carácter socialista, ¿socialista? ¡Horror! Propio de bárbaros sin corazón que pretenden que nadie se quede sin comer y que cada quien tenga de acuerdo a sus necesidades, ¡no aman la democracia!
Y ¿qué es la democracia? ¿Un médico por cuadra o tres candidatos que no construirán ni un hospital dejando todo en manos de una botarga?
En Estados Unidos, el país que exporta democracia mediante guerras, tan sólo hay dos partidos. En México hay tres fuertes y los demás, eso, en México hay tres fuertes. Da igual que yo pueda hacer mi partido, en teoría, no puedo porque no tengo los recursos que ellos sí. La democracia es una forma de comercio político, no un sistema de gobierno y menos aún un sistema de vida.
No sabemos si Gadafi era el malvado que pintan por la simple razón de que no sabemos. Lo saben en todo caso los Libios y a ellos correspondía el asunto.
¿Qué interés persigue Accidente en entrometerse en tales asuntos? ¿Por qué exhibir como si fuera el Alarma el ahorcamiento de Saddam y la muerte de Gadafi? ¿Como un anuncio para cualquier forajido que no sea demócrata, es decir comerciante de Accidente.
Yo no me regocijo en la muerte de Gadafi en lo más mínimo. Cada vez más la democracia significará que el parlamento de cada país se hallé representado entre republicanos y demócratas. Ya se ve que hay de tiranos a tiranos.
Y por cierto: Euskadi ta askatasuna!!!