miércoles, 16 de mayo de 2012

Vendedor Sólo ofrezco Lluvia clara susurro suave de las aves que escarchan  el cíngulo de los prados Soy pastor Aunque ni monte ni cabras Soy rebaño Soy hojas Encrepusculado por los ríos Vendo momentos Eternidad no No la poseo Apenas mi nombre Chacal Herido Yo famélico De ojos grandes Corazón sarnoso Gruño y tiemblo Me acurruco en la esquina De la orilla izquierda De ese viejito loco El señor Dios Cambio risas Por oraciones líquidas Si me pateas me voy No pido tu lástima Orino si quiero orinar Porque soy pastor Traigo patas y colmillos No ofrezco sino este que soy Dame mis pulgas Y te dejaré en paz Te vendo el viento Si lo quieres comprar Si no di que no Que yo llevaré mis cabras fúricas A pastar al sueño al humo O a la orilla del mar B. G.