domingo, 26 de agosto de 2012

Manifiesto del canto inútil

Manifiesto del canto inútil La literatura es inútil en el sentido predicativo, la literatura es un placer sedicioso que detona en el ser humano al humano mismo. Por ello la literatura es un tiempo fuera del tiempo, desde que fue impuesto el calendario gregoriano por sobre otros, hemos tenido una visión y una desesperación por el tiempo, en los escritos el tiempo es una flor deshojándose no en pétalos, sino en otras flores Es cierto que los versos no derriban muros, pero son como el agua que contribuye a erosionarlos. En poesía la cuestión no está entre el verso clásico y el verso libre, sino en la imagen: el polvo enamorado de Quevedo o los ángeles con el dinamo estrellado en la maquinaria de la noche de Ginsberg. El papel no es el hombre pero el hombre es el papel. La poesía no tiene otra labor que describir lo indescribible, decir me duele no dice nada, decir que hay una solitaria devorando el corazón de un hombre lo explica todo. No es que se necesite ser pobre para ser artista, mas es difícil imaginar a Bill Gates o a Carlos Slim dándose al trabajo de mostrarnos las maravillas de la tía Chofi o exclamando: “Salid sin duelo lágrimas corriendo”. La poesía canta, jazz, clásico o ranchero, lo que le pidan. La poesía canta: canto de rocas, canto de lava, canto de estelas, canto de olvido, canto de nada. La poesía es ataraxia frente al ser en su devenir. Los poemas no piden fama, piden extensión. El poeta no aspira mas que a decir lo que vio, por eso muere insatisfecho. El poeta es un poseso, no por la musa, por un demonio que lo ha consumido desde siempre.

jueves, 16 de agosto de 2012

Resucitar

Resucitar Benjamín García Nocturno Esconde alas Tras de nube Garganta eléctrica Ay! la oscuridad Es luna lampar Ángel de cabellos rotos Y copas vacías Falanges obituarias Y ojos de epitafio Oh el ataúd Espera y espera Puesto que vas de nuevo A resucitar

La nube tiene ojos despojos

La nube tiene ojos despojos Benjamín García Abre y el sol Es un ojo piojo Que ve hacia arriba Y bajo mil ojos De una albura bruna Rojo rastrojo La nube lagañosa Y el sol ojo flojo

martes, 14 de agosto de 2012

La política del desamor

Rosario Robles: la política del desamor Benjamín García Jamás he sido perredista, su visión de izquierda no es mas que una visión estatista del capitalismo, no una visión subversiva. Sin embargo, respeto con sinceridad a algunos de sus miembros. A finales de los 90 me agradaba que en el PRD destacaban muchas mujeres: Ifigenia Martínez, Dolores Padierna. Cuando Cuauhtémoc Cárdenas se lanzó nuevamente a la contienda por la presidencia, quedó al frente del GDF una mujer harto singular: Rosario Robles Berlanga,  activista estudiantil en su juventud, luchadora por los derechos de género, al menos, de lejos, parecía la mano izquierda de Cárdenas. Jefa de Gobierno del Distrito Federal de 1994 a 2000, economista, participó en el STUNAM. Como jefa de gobierno logró la famosa Ley Robles, que despenalizó el aborto en la Ciudad de México. Todo iba viento en popa para ella, quizá más adelante se convirtiera en una figura presidenciable. Hasta que llegó el caso Ahumada, del cual seguimos sin saber lo ocurrido. Rene Bejarano, personaje siniestro hasta la médula, es llevado de un foro a la grabación del noticiero del payaso Brozo. Ahí le muestran un video donde el empresario, de origen argentino, Carlos Ahumada entrega gruesos fajos de billetes a Bejarano. No pretendo defender a Bejarano,  ¡Dios me libre!, pero ciertamente es una práctica usual que todos los políticos reciban dinero de la empresa privada. Si bien no exactamente como soborno, tampoco nos hagamos tontos, sabemos que cada peso espera un favor. En todo caso, en ningún momento se escucha el motivo de la entrega monetaria, por supuesto nos invita a pensar en algo ilícito, uno se pregunta por qué en lugar de efectivo no se hizo una simple transferencia bancaria. Pero no sabemos qué pasa realmente. En México, y en todo el mundo, deberíamos aprender a decir: no sé lo que pasa aquí, no entiendo, en lugar de ajusticiar ipso facto como en el caso Florence Cassez. Colegimos que el propio Ahumada tenía la intención de filmar, porque todo ocurre al interior de su oficina. El video lo hace público el panista Federico Dhöring. Ahumada explica que había realizado el video porque la delegación lo extorsionaba. Al final Ahumada acaba en la cárcel, se queda ahí, casi arrojado al olvido por varios años. Al salir publica un libro con "la verdad". Rosario Robles es ajusticiada por su partido. Ella era la "novia" de Ahumada (quien estaba casado) y por lo tanto es culpable, no hay averiguaciones ni nada más en firme, sólo es culpable. En prensa, incluso, se la criticaba por su ropa, sus vestidos diseñados. Se ve orillada a renunciar al PRD. Hace poco, mientras viajaba en microbús, escuché que la entrevistaban en radio. Con María de las Heras y otras destacadas mujeres creó una organización feminista llamada SOSTÉN. Con esa organización se adhirió a la campaña de Enrique Peña Nieto, el entonces candidato del PRI. Mientras explicaba las razones de su adhesión al otrora partido enemigo y hacia un balance de las campañas de Josefina Vázquez Mota y Andrés Manuel López Obrador, se notaba algo en su voz, un dejo melancólico. Dice mi amigo Humberto que un político es siempre un político, al verla participar aunque sea de manera mínima en la reciente campaña electoral, la máxima queda confirmada. Pero, en la vida privada, sospecho que tan sólo era una mujer enamorada. Ella sí que podría decir: me pagaron mal. La opinión pública y su partido la crucificaron, por eso se quedó desvestida (dejó de usar los vestidos de diseñador) y alborotada. René Bejarano, desde bambalinas, siguió y sigue operando, según un amigo que trabaja con él, jamás dejo de operar en la Ciudad. Ahumada pagó por los pecados del PRD y Rosario quedó marginada y casi olvidada. Las lecciones son múltiples, pero lo que ahora me interesa es la de nuestra forma de juzgar, ¿de verdad debía cargar con toda la responsabilidad? ¿Qué tal –y lo digo sin ingenuidad– que tan sólo hubiera sido amante del empresario y ya? Pero así es la política del desamor, no de Ahumada, sino de los partidos, que hoy abrazan y mañana crucifican: Consumatum Est. Enviado desde mi iPod Enviado desde mi iPod

domingo, 12 de agosto de 2012

Apuntes

Apuntes a la lectura de REMOZANDO EL NACIONALISMO Y EL ANTIIMPERIALISMO LATINOAMERICANO Benjamín Alejandro García González De la lectura se e desprende la comprensión de un conflicto entre el "pensamiento social crítico" y el "pensamiento único". El primero tiende a mirar hacia el marxismo, pero lo comprende no como la revolución social, sino como el reforzamiento del estatismo gubernamental, por ello se muestra en desacuerdo con el neoliberalismo económico. Esto ha provocado que Latinoamérica no logre participar del concierto de naciones de una manera importante y beneficiosa para sus países: "la región tiene grandes dificultades para vincularse dinámicamente con la economía internacional...". El autor la llama un puzzle "porque si bien existe una tradición intelectual que otorga una gran importancia a los factores internacionales para justificar su subdesarrollo e inserción internacional, la realidad es que la región tiene grandes dificultades para vincularse dinámicamente con la economía internacional". Sin embargo, este pensamiento crítico, que pretende salvaguardar la nacionalidad y el bienestar de la población (al menos discursivamente): "no encuentra sus ideas en la globalización –que rechaza–, sino más bien en una tradición literaria de ensayo y especulación la cual se conformó durante el período histórico del imperialismo británico y del ascenso de los Estados Unidos como potencia". Esta visión de los Estados Unidos como Frankestein interesado en demoler por completo a América Latina ha perjudicado nuestro desarrollo. Pero otro tanto se podría decir del temor anticomunista de Estados Unidos (que los lleva a mantener el, hoy absurdo, bloqueo económico a Cuba), que los llevo a invertir dinero contra todas las guerrillas latinoamericanas. No se puede crear un diálogo franco en plenitud del horror. Es como una escena de caricatura: un sajón y un latinoamericano se encuentran y ambos gritan histéricamente: ¡aaaaarrrrrrggggghhh! Además, es difícil no ver a EU como un peligro cuando actúa de maneras no muy simpáticas en Irak y Afganistán. Definitivamente no han dudado en usar la fuerza, el dinero, la manipulación y la intervención para hacer valer sus intereses, sirva como ejemplo su participación en El Salvador a finales de los 70 y principios de los 80. No es, admitamos, fácil pensar en un diálogo de iguales. América Latina desea, a final de cuentas, estabilidad y prosperidad, en efecto muchos de los problemas que han evitado el cumplimento de tales objetivos han sido de origen exógeno (recesión mundial, presión de intereses extranjeros en la inversión, capital volátil, movimiento financiero mundial, guerra, etcétera); e igualmente muchas son de carácter endógeno: corrupción, ortodoxia en la aplicación de las teorías, movimientos políticos internos con resultados desestabilizadores, etcétera. En el texto se menciona: "Tras el fin de la Guerra Fría, la región no forma parte del gran interés de las potencias y transnacionales porque la atención sigue volcada en Europa, Medio Oriente y Asia; incluso para algunos es la Atlántida contemporánea, un continente perdido en su confusión". Conforme a cierta versión, Michel de Chevalier asesoró a Napoleón III para denominar como Latinoamérica a la región que le interesaba conquistar en su aventura imperialista, de esta manera, al membretar a la región geográfica, se le convertía de facto en una región ideológica, distinta del mundo sajón, cuaquero, y protestante; a ello contribuía su idioma (castellano) y su herencia (española, predominantemente). Desde ese momento se construía ya un ánimo antinorteamericano, que en la intención de los europeos, ayudaría evitar la expansión de la ya creciente potencia norteamericana. No es fácil borrar estas impresiones y menos aún con la política militar de las administraciones de George Bush padre e hijo. Una visión moderna de la relación entre EU y América Latina no puede ser ya la de "muerte los gringos", debe componerse de una legítima defensa de los intereses nacionales, y también de un correcto internacionalismo, una capacidad de negociación acorde a los mutuos intereses; no podemos aislarnos del resto del mundo (sólo China lo hizo por algunos años y ahora está inserta de manera completa en el devenir global). En la visión clásica del marxismo (en el marxismo de Marx) hay una intención comercial mundial. En principio, el capitalismo genera las condiciones técnicas y empresariales, que permitirían la satisfacción internacional de los mercados. Se tiende a ignorar que comunismo es tanto la extinción del Estado, como el libre intercambio, aunque no determinado ya por la ganancia. La perspectiva consiste, por dar un ejemplo simple, en que si Cuba produce azúcar y Malasia necesita azúcar, la puedan intercambiar; si México tiene petróleo y Timbuctú anteojos, se los proporcionarían mutuamente. Tanto una perspectiva liberal, como una comunista no pueden renunciar al diálogo y al intercambio mundial. Todas las citas son tomadas de la Red de Revistas Científicas de América Latina y el Caribe, España y Portugal. Universidad Autónoma del Estado de México. http://redalyc.uaemex.mx: 2007. Guajardo Soto, Guillermo. "REMOZANDO EL NACIONALISMO Y EL ANTIIMPERIALISMO LATINOAMERICANO". Revista Enfoques, segundo semestre, número 007 Universidad Central de Chile Santiago, Chile pp. 229-252