sábado, 25 de octubre de 2014

Oswald Ducrot explica que un orador antepone sus presuposiciones, es decir, al emitir un discurso, doy por sentados ciertos antecedentes, hago que el escucha los dé por sentados. Es el caso del discurso estatal mundial: "Debemos mantener la seguridad", es decir, se supone que hemos aceptado la seguridad como un valor, lo que supone que aceptamos la existencia de gobernantes, policías, líderes y, en fin, todo el aparato estatal.
Nuestro mundo se erige sobre eso, sobre un listado de pesadas suposiciones.
B. G.

domingo, 19 de octubre de 2014

La era histórica ha terminado, lo que sigue es la era de las interpretaciones móviles. B. G.