miércoles, 11 de febrero de 2009

Nada y ausencia, abismo en el sol

Benjamín García

Nada es mío

Ni la nada imposible

Tormenta de todos

O el fuego de Olimpia

De los cantos profanos

Nada

Mis versos conversan

Al flagelo de San Juan

Por los ríos del camino

Y bajo la huella del león

La grulla se despierta

En la noche universal

Ni siquiera yo soy mío

Soy polvo del polvo

Eco de los ecos

Una espora que flota

En la perversión

Del canto original



La ausencia



La ausencia no es la nada

No es igual al conjunto vacío

Ni se parece al cero

Es la falta de un recuerdo

Una muerte activa

Con imagen de atleta

Es una estancia más de la casa

Con todas las luces prendidas

De ventanas abiertas

Y un aire imposible de respirar

Con un cielo pleno

De nubes evacuadas

La ausencia no es la ausencia

Sino un inquilino

Con las alas y los ojos

De un cuervo

Grazna

Cuando ya todo se ha ido

No hay comentarios: