miércoles, 4 de agosto de 2010

El texto y sus diferentes cruces

Un texto siempre es el resultado de un laborioso cruce de diferentes sistemas culturales; de éstos, algunos relativos a los códigos particulares de comunicación (ya sean literarios, forenses, administrativos, etcétera), ottros más, pertenecientes a los modos de representación simbólica de las diversas experiencias del mundo. Pero lo importante es que cualuqier textos refleja el carácter imbricante de los códigos a través de los cuales concebimos y expresamos nuestras relaciones con el mundo y con nostros mismos. Un texto literario -además- posee la caraterística de no ser legible en una sola dimension semántica, sino en muchas; y así como los discursos ideológicos, en tanto que manifestación de valores asumidos como permanentes o eternos, se valen de los recursos retóricos para dotar a sus signos de una solidez y opacidad semejantes a la que poseen los objetos del mundo material, los textos litearios se valen de la retórica para mostrar las cambiantes "verdades" de la ideología y darnos, a cambio, otra inquietante certeza, la de los sucesivos aniquilameintos y restituciones de lo real en el espejo mudable de sus simbolos.
Así, pues, toda obra literaria propone una relación cambiante con la espesa realidad del mundo y con las presunciones ideológicas de sus letores: si en el mundo todo pasa y se transforma, en la obra literaria todo vuelve al estado de los signos, que es el estado natural de la experiencia humana. ¿Cómo leer, pues, esta clase de textos si no es interrogando el sentido que cada uno de ellos se encuentra en otros textos precedentes, deshilando dela textura visible los hilos invisibles de otros discursos subyacentes?

pp. 209-210
Buxó
SJ: Amor y Conocimiento

1 comentario:

Martín Dupá dijo...

No pos con razón hasta el Mario Bros anda pro estos lares.

¡Un abrazo!