viernes, 20 de mayo de 2011

Nazismo en Cannes

Fascismo en Cannes
Benjamín García
A Lars Von Trier se le ocurrió ser empático con Hitler y lo corrieron de Cannes. ¿No hay derecho a entender al enemigo? ¿No es posible comprender sus emociones sin que eso signifique acordar con él?
¿Debemos portarnos como nazistas y prohibirlo?
Nazis ellos, que no lo comprendieron. Si no lo entiendo, lo corro. Y aun si en verdad Von Trier hubiese acometido una defensa de Hitler, se vale decirle que no estoy de acuerdo, incluso mentarle la madre si es necesario, ¿pero no tienen lugar en el mundo democrático todas las opiniones? ¿Sólo por eso lo prohíbo?
No hay peor nazismo que el vestido con mirada boba, llanto angelical y las patas de cabra perfumadas.
Aquí sus palabras: “En verdad quería ser judío, pero después descubrí que en realidad era un nazi, porque sabes, mi familia era alemana”, dijo. Dijo estar interesado en la estética nazi, y sobre Hitler afirmó que “no era lo que llamarías un buen tipo… pero comprendo mucho sobre él, y simpatizo un poco con él. Pero vamos, no estoy a favor de la Segunda Guerra Mundial, no estoy en contra de los judíos. Apoyo 100% a los judíos. Bueno, quizá no tanto, porque Israel es un dolor en el trasero… ¿Cómo me libro de esta frase? [Pausa dramática]
"OK, soy un nazi”. Pareció ser una declaración sarcástica, un chiste poco afortunado con el que pretendía salir de la resbaladilla en la que se había puesto a sí mismo. Los reportes indican que de hecho funcionó en su momento, en la sala de prensa.

No hay comentarios: