sábado, 4 de junio de 2011

El endriago

El endriago

Ellas es mi princesa valiente. La única que hubiera logrado rescatarme de este castillo de agua y de estos grilletes de pena. Hubiese acabado con los dragones que escapan de mis venas y sobrevuelan el castillo, calcinando todo alrededor.
No es miedo. Lo sé. Va a hacer algún otro rescate. Mientras el endriago habrá de tragarme, riendo: “Te lo dije, ya era tarde”.

No hay comentarios: