martes, 25 de noviembre de 2008

Prosas profanas

Dilema
Si tu mujer se fue con otro la verdadera duda es si debes dispararles ocho balazos o una cena de agradecimiento.

Revelación

Supe que ya no me amaba
Cuando ya no le entraba

Dificultad
Aunque ya no la amaba
¿Cómo habría de dejarla
si a todas horas
me la chupaba?

Certeza
Sé que me amó
Más ya mamó

Desmoronamiento
De aquellas sus nalgas
Sólo migajas

No hay comentarios: