lunes, 12 de octubre de 2009

Eurídice

Eurídice

Sophia de Mello Breyner

Este es el trazo quetrazo alrededor de tu cuerpo amado y perdido
Para que cercada seas mía
Este es el canto del amor en que te hablo
Para que escuchando seas mía
Este es el poema: engaño de tu rostro
En el cual yo busco la abolición de la muerte.
En el tiempo dividido
¿Y ahora oh dioses qué les diré de mí?
Tardes inertes mueren en el jardín.
Me olvidé de ustedes y sin memoria
Camino por los caminos donde el tiempo
Como un monstruo a sí mismo se devora.
Lusitania
Los que avanzan de fr4ente hacia el mar
Y en el entierran con su aguda daga
La proa negra de sus barcos
Viven de poco pan y resplandor lunar

No hay comentarios: