lunes, 5 de octubre de 2009

Miller y la escritura

La simpatía y perdón del otro

A menudo pensamos que podríamos hacer daño con nuestro comportamiento, pero pensamos así sólo porque no tenemos la suficiente fe en la inteligencia y simpatía del otro. Nos figuramos que quienes nos admiran o aman lo hacen sólo por nuestras buenas cualidades. Pero lo más frecuente es que la otra persona conozca cabalmente nuestras debilidades y que esté más preparada que nosotros mismos para aceptar nuestros errores. P. 246 Miller. Villa Seurat. 21-02-39 París.


La muerte escrita

Escribir es la vida, pero lo que queda escrito es la muerte. Y es la muerte precisamente porque intenta preservar lo que no puede ser preservado a través de la forma y la sustancia. Los más sólidos materiales parecen, como también perecen los más vigorosos pensamientos. P. 243-244 Cartas a Anaïs. Henry Miller. Villa Seurat 21-02-39

No hay comentarios: